Compartir en tus redes

El Tribunal Constitucional rechazó el recurso el amparo incoado por la Policía Nacional contra la sentencia  de la  Primera  Sala  del  Tribunal  Superior  Administrativo, que  ordena el reintegro a las filas de la institución de Juan Carlos Olivares Carrera, raso que fue dado de baja  por tener tatuajes en su cuerpo.

La Primera Sala del Tribunal Superior Administrativo dictó la sentencia el 25 de febrero del 2016, donde además ordena el pago de todos los salarios dejados  de percibir desde el día de su cancelación hasta la fecha en que se hiciera efectiva su  reintegración.

La sentencia del TC señala que el presente caso se originó a raíz de una investigación por parte de Dirección  Central  de  Asuntos  Internos  de  la  Policía  al  raso  Juan  Carlos  Olivares  Carrera,  en  donde  determinó  que  dicho  alistado  tenía tatuajes  en  el  cuerpo,  los  cuales consideró pertenecen a grupos de pandillas, lo que es contrario  al reglamento y la ley de la institución , razones por las que dispuso dar de baja  por mala conducta al agente.

Indica que Olivares Carrera tras considerar que con dicha decisión  se le vulneraba sus derechos fundamentales  establecidos en los artículos 38, 62, 68  y 69 de la Constitución, interpuso una acción de amparo, la cual fue conocida por  la  Primera Sala del Tribunal Superior Administrativo.

Agrega inconforme con la decisión rendida por el juez de amparo, la Policía Nacional  interpuso  el veintinueve 29  de  abril  de 2016   el  recurso  de  revisión ,   procurando   la   anulación de   la   sentencia  recurrida,  argumentando que con esta se viola el artículo 256 de la Constitución que prohíbe el  reintegro de los miembros y que dicha sentencia carece de base legal , por lo que la  misma debe ser anulada.

Facebook Comments Box

Compartir en tus redes