Si gana las primarias Leonel sería un titán

Compartir en tus redes

Por: Felipe Ciprián

La derrota de Leonel Fernández en las primarias abiertas del 6 de octubre para escoger al candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) parece pintada y nadie me va a convencer, hasta verlo, de que él se dejará contar los votos para caer vencido ante el novicio Gonzalo Castillo que respalda Danilo Medina y la mayoría de los líderes de esa organización política.

El derrumbe moral del leonelismo no tendrá madre porque al día de hoy Leonel está convencido de que puede “vencer al poder, a la arrogancia” y a la mayoría de los dirigentes del PLD, que a ritmo creciente van manifestando su respaldo a Gonzalo, que es el candidato del danilismo.

Dio pena y vergüenza ajena ver a Leonel hablando en un acto en el Club del Legislador donde recibió el apoyo del presidente de la Comisión de Energía del PLD, avemaría, (¿qué piensan esos genios de los apagones, del precio de Punta Catalina y de las bombillas malas que están en el mercado?) mientras más de 20 senadores expresaban, en ese mismo momento, su respaldo a Gonzalo Castillo como candidato del partido morado al grito de sangre nueva.

Fue, sencillamente, penoso. Un harakiri político inmerecido, propio de un dirigente que se siente ya haciendo aleteos de vencido, aunque no lo reconozca y retrase la opción de pactar su rendición, incluso para que uno de los suyos sea el candidato vicepresidencial por si se cae el helicóptero o se aparece un cáncer.

Leonel está recurriendo con una frecuencia inusitada a invocar “al pueblo” para que lo ayude a neutralizar al Estado como si él hubiese pensado en ese apacible rebaño cuando le estaba entregando las empresas de CORDE, el CEA y la CDE a los oligarcas nacionales y extranjeros en consonancia con el Consenso de Washington y la ola neoliberal que exportaba el capitalismo.

Ya es tarde tío. Te has granjeado un apetito insaciable de poder que no te permitirá Danilo y gran parte del país que no quiere mesías predestinados y por el contrario, ansía ver nuevas caras y proyectos políticos.

Si no lo saben yo se lo digo con franqueza: Este país está harto de lo mismo. Quiere caras nuevas y aceptaría incluso a corruptos y desengaños nuevos, pero no enemas del pasado que han probado que no tienen límites en su afán de acumular dinero y poder para molestar y acumular, y acumular, y acumular, y molestar.

¿Es que acaso la juventud de este país, que en las elecciones de 2020 representará el 41% del electorado, no tiene derecho a seleccionar su destino y tiene que aceptar escoger entre Hipólito y Leonel? ¡Dejen eso!

Ni yo que también soy otro viejo igual que ellos, que nunca quise estar vivo al día de hoy sin reventar los entuertos que fastidian la vida de la mayoría de los humildes, acepto ese desaguisado.

A Leonel le van a caer encima, simultáneamente, fuegos directos insoportables para su carácter, que difícilmente pueda sortear con éxito.

Contra él y a favor de Gonzalo va la mayoría del Comité Central del PLD, el 75% de los senadores, la mayoría de los diputados, casi todos los alcaldes y directores de distritos municipales, regidores y líderes de base, lo que marca un terrible futuro para sus aspiraciones y si bien él no lo admite, lo entiendo, pero no tiene forma de revertirlo porque el pueblo a que hoy invoca, él nunca lo tomó en cuenta para hacerlo protagonista de la historia.

Leonel está derrotado y él lo sabe pero no lo admite porque es un recurso de negociación hasta el último momento.

Yo, sinceramente, haría lo mismo que está haciendo Leonel, si como él, no me atreviera a desafiar al poder danilista más allá de la verborrea de campaña que Danilo entiende mejor que nadie más.

El poder de Gonzalo

Mientras Leonel presentó el respaldo del jefe de la Comisión de Energía del PLD, a Gonzalo lo respaldaron 23 senadores -por ahora- para que sea el candidato presidencial favorecido en las primarias del 6 de octubre.

Ese respaldo tiene números: el senador de Azua, Rafael Calderón, donde hay 170,000 electores; el senador de Barahona, Eddy Mateo Vásquez, donde hay 137,000 votantes; la senadora de Dajabón, Sonia Mateo, donde hay 52,000 ciudadanos aptos para votar en primarias.

También respaldan a Gonzalo contra Leonel, Rubén Cruz (Toyota) de Hato Mayor, con 72,000 votantes; Adriano Sánchez Roa, de Elías Piña, donde pueden votar 43,000 ciudadanos; Félix Vásquez, de Sánchez Ramírez, con 127,000 votantes; Euclides Sánchez, de La Vega, con 331,000; Wilton Guerrero, de Peravia donde votan 148,000; Luis René Canaán, de Hermanas Mirabal, con 93,000 ciudadanos aptos para el voto.

Gonzalo cuenta, además, con el trabajo por su candidatura del senador Arístides Victoria Yeb, de María Trinidad Sánchez, con 124,000 electores; de Julio César Valentín, de Santiago, donde hay 834,000 votantes; Cristina Lizardo, de la provincia Santo Domingo, con 1,651,530 electores, y Manuel Paula, de Baoruco, donde pueden votar en las primarias abiertas del PLD 76,000 ciudadanos.

El senador Tommy Galán, de la provincia de San Cristóbal, donde votan 430,000 dominicanos, expresó su apoyo a Gonzalo Castillo para que sea el candidato del PLD y no Leonel; Juan Orlando Mercedes, de la provincia Independencia, que tiene 39,000 votantes, se decantó por Gonzalo; José Hazim Frappier, de San Pedro de Macorís, también lo apoya en una provincia donde votan 227,000 ciudadanos.

Antonio Cruz, senador por Santiago Rodríguez, la tierra de la infortunada periodista Diosa Vargas, apoya a Gonzalo para ser el candidato del PLD y allí votan 51,498 dominicanos con derecho; al igual que Félix Nova, senador de Monseñor Noel, donde pueden concurrir a votar 150,000 personas.

Se sabe que también apoyan militantemente a Gonzalo los senadores de San Francisco de Macorís, Amílcar Romero, donde votan 254,000 electores; Pedro Alegría, San José de Ocoa, (tu pueblo y el mío, donde se ha muerto como del rayo, Ramón Sijé -el  padre Luis Quinn-, a quien tanto quería), donde son electores 51,385 ciudadanos.

Heinz Vieluf Cabrera, de Monte Cristi (no escriba Montecristi, por favor) apoya a Gonzalo y en su provincia tienen derecho al voto 86,610 personas, mucho menos que en Monte Plata, donde está Charlie Mariotti, que puede motivar a votar a 136,430 electores.

El poder de Leonel

Si se mide solo por el respaldo del senador, Leonel es un fenómeno en las provincias Espaillat, donde el senador y periodista apreciado José Rafael Vargas lo apoyará convocando a los 198,124 mocanos con capacidad de elegir; Félix Bautista, de San Juan, puede persuadir a los 185,801 electores sanjuaneros para que respalden a Leonel, pero, naturalmente, tiene la difícil tarea de vencer a Danilo y a Yomaira, que también son de ese hermoso valle.

El senador de Pedernales, Dionis Sánchez, ese del que mi gran hermano Claudio Caamaño siempre me decía que era un buen caamañista, sigue firme con Leonel -que bueno que no da su brazo a torcer- y en su provincia puede convocar a los 19,000 electores que tiene esa demarcación registrados en el padrón de la JCE.

Prim Pujals, de viejas credenciales reformistas, debe seguir fiel a Leonel -no tiene aun motivos para defraudarlo- y como senador de Samaná, con sus 79,000 electores, tratará de que su líder gane las primarias.

Las provincias de El Seibo y Puerto Plata, las dominan los senadores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), pero hoy no tengo espacio para ocuparme de ese requinto.

Si me cree equivocado, no se impaciente, tío, ¡cuando pase la tempestad, contaremos las estrellas! Análisis.

FUENTE: ListinDiario

Facebook Comments
Compartir en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *