Compartir en tus redes

Por: Karol Rosario

Al revisar los medios de comunicación masivos se hace común ver como se promueve la violencia, el machismo, la pornografía y la prostitución con un nivel de descaro impresionante, olvidando que el 87 % de los usuarios de estos son menores entre las edades de 13 y 17 años.

Este mal necesario llamado internet, ha venido ha venido a influenciar psicológicamente a cada uno de los usuarios ,dejando rastros desastrosos en el 15% de los que han decidido hasta quitarse la vida frente a una cámara, para que sus seguidores puedan presenciar tan desgraciada hazaña.

Es imposible que los tutores de estos menores se dejen de preguntar , qué ven ? Qué información puede recibir? Qué debo hacer para supervisar lo que recibe?. No se puede hacer de la vista gorda y dejarle a un niño un aparato electrónico sin ninguna supervisión a sabiendas de que existen tantas personas mal intencionadas que se aprovechan de la inocencia de los más indefensos.

Ejemplificando con casos como el de la ballena azul un juego mortal el cual se originó en Rusia, que se popularizó a través de la red social Facebook y cobró la vida de más de 130 niños entre 13 y 15 años. La plataforma ASK “consejos”, utilizada por más de 50 mil niños y adolescentes mayormente entre Reino Unido y Estados Unidos, donde planteaban sus preguntas y a cambio recibían respuestas como “cortate las venas” “ lánzate al vacío” , propagaron una ola de suicidios incesantes por meses.

Muchos padres les están dejando la crianza de sus hijos a las redes sociales . Y psicológicamente que puede proceder después? Que estos chicos pierdan su identidad por seguir un modelo o patrón que los llama a estar en una supuesta onda que lo ùnico que deja es falta de contenido intelectual y emocional.

La mayor responsabilidad debe existir en los padres que dejan a sus hijos manipular un celular o tablet como si fuera una pelota de béisbol o que se lo dan como tranquilizante ante una rabieta de los mismos , saliendo de los que ellos llamaran “ un momento de apuro” , creando de esta forma seres humanos que se refugien en aplicaciones y que allí consigan el supuesto amor que ellos no les dan el momento.

Los medios de comunicación son un arma de doble filo , que tienen en su poder el difundir contenidos apropiados e inapropiados , no sólo para los niños y adolescente , sino para todo el mundo.

Hay sin duda alguna que seguir fomentando los buenos valores y el amor entre las familias , para que las redes sociales sean una segunda opción a la hora, de que nuestros menores busquen entretenimiento, afecto, diversión y sobre todo , respuestas certeras que son comunes en estas edades.

Facebook Comments Box

Compartir en tus redes