Compartir en tus redes

HATO  MAYOR, RD.- La sorpresa sobrecogió a residentes de una comunidad en esta provincia luego de que una mujer de 20 años de edad que clínicamente fue declarada muerta abriera los ojos al momento de su sepelio.

El extraño suceso ocurrió en la comunidad agrícola Las Claras, del distrito municipal Yerba Buena, a 20 kilómetros al oeste de Hato Mayor.

Se trata de Rosa María Tejeda, quien abrió los ojos cuando sus deudos se disponían a darle cristiana sepultura, por lo que regresaron  a su casa con el cuerpo.

Sus familiares dijeron esperar que algún conocedor de la materia acuda en su auxilio.

Facebook Comments Box

Compartir en tus redes