Joven que perdió ojo y mano al ser atracado por nacional haitiano se siente desprotegido

Compartir en tus redes

Por Miguel Ángel Gutiérrez

Alberto Ramírez, es un joven de 23 años al cual apenas al cumplir la mayoría de edad le tocó la desdicha de ser la persona elegida por un nacional haitiano el día 28 de marzo de 2013 para ser su víctima, al intentar despojarlo machete en manos de la bicicleta con la cual hacía de delibery en la Farmacia Amada Luisa, de la Calle 19, en Alma Rosa Segunda, del municipio Santo Domingo Este, propinándole varios machetazos que le hicieron perder su ojo derecho y le inutilizó en gran medida también su brazo derecho.

El caso fue muy sonado en ese entonces ya que la comunidad hizo justicia por sus propias manos al querer salvar la vida de Alberto quien siempre ha sido muy querido en todo el sector, y ejecutaron al atacante, de quien luego se supo se llamaba Josua Pilió de 36 años de edad.

Según una certificación del Hospital Docente Universitario Darío Contreras, el paciente fue llevado a ese centro de salud vía emergencia el 28 de marzo del año 2013 a las 2 de la tarde con 10 minutos, con historia de haber sido agredido por desconocido con arma blanca tipo machete, quien a su llegada presentó los siguientes diagnósticos; trauma cráneo cefálico moderado abierto, herida frontal. herida facial y amputación traumática parcial de mano derecha.

Agrega que el paciente fue llevado a sala de cuidado intensivo y tratado por el departamento de neurocirugía, maxilofacial y oftalmología. En fecha 9 de abril del 2013 fue llevado a sala de cirugía e intervenido por el departamento de oftalmología donde se le corrigió la herida de párpado superior derecho y se le realizó blefaroplastía reconstructiva, producida por herida de arma blanca.

Indica que en fecha 31 de enero del 2014 fue intervenido nuevamente por el departamento de oftalmología corrigiendo estrabismo traumático ojo derecho.

Y termina diciendo que fue evaluado el 17 de febrero de 2014 donde el paciente presentó hipotonía del globo ocular derecho, hiperemia conjuntival y ceguera unilateral derecha permanente.

Este lunes, Alberto con sus ojos húmedos por las lágrimas que le asomaban, nos manifestó que se siente desprotegido; además nos expresó su deseo de trabajar y ser útil a la sociedad, cosa que la caída de su párpado derecho tras haber perdido la visión de ese lado de sus ojos y quedar con una mano semi amputada, además de sufrir convulsiones ocasionales, fruto de no poder llevar el tratamiento debido a las carencias económicas, se lo han impedido.

A Alberto los médicos le han recomendado hacerse una operación de reducción de fractura craneal con esquirlectomía y craneoplastía que le permitiría recobrar la apariencia del ojo, lo que le ayudaría a insertarse en la vida laboral. Esta operación cuesta 212, 300 doscientos doce mil trescientos pesos, y no es realizada en ningún hospital público del país.

Para ponerse en contacto con Alberto Ramírez, pueden llamar o comunicarse vía WhasApp al 809- 997- 4747.

Facebook Comments Box
Compartir en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.