Jorge Mera enfrentó «mafias» dirigidas por políticos y militares

Compartir en tus redes
Orlando Jorge

SANTO DOMINGO– Aunque no ha sido informado públicamente el motivo que tuvo el empresario Fausto Miguel Cruz de la Rosa para asesinar a Orlando Jorge Mera, días antes de este trágico hecho el ministro de Medioambiente había revelado en una entrevista que estaba enfrentando a poderosas mafias y carteles «desforestadores».

Dijo que esas «mafias» son dirigidas por dirigentes y militantes de los partidos de la Liberación Dominicana y Revolucionario Moderno y operan como lo hacen los carteles de narcotráfico.

Explicó que esas mafias son integradas, además, por militares retirados y activos, y están enquistadas cerca de las cuencas de los ríos, desde donde extraen arena, gravilla, piedras y otros materiales utilizados principalmente en el sector construcción.

Indicó que esos grupos se valen de personas apostadas en pequeños colmados y puestos de venta de frutas que les advierten o informan cuando se está realizando algún operativo medioambiental en las zonas donde operan.

Advirtió que «a esos grupos que se creen que son dueños del país, que sepan que nos tendrán de frente, porque no permitiremos que acaben con nuestros recursos naturales».

Dijo que desde que asumió ha revocado varios permisos que habían sido otorgados de forma poco transparente.

En las últimas horas, además, ha circulado profusamente un texto sin firma responsable sobre los motivos que pudieron haber provocado su asesinato.

EL TEXTO ES EL SIGUIENTE:

«Para entender el asesinato

Tras conocerse la información del asesinato de Orlando Jorge Mera por parte de su amigo, Miguel Cruz, han surgido grandes interrogantes y machísimos rumores, pero quiero escribir, de todos los detalles que me han ofrecido, la que entiendo que es la más creíble y que mi fuente, me narró con mayor claridad y honestidad.

Orlado y Miguel Cruz eran íntimamente amigos. Crecieron juntos, estudiaron en el mismo plantel escolar y eran amigos de tragos y muchas veces, apostaban juntos. Miguel que es un gran comerciante, apoyaba moralmente y hasta económicamente, en lo que podía, a Orlando. Oraban juntos y hasta asistían a la misma iglesia.

En el proceso de la campaña pasada (2020), le aportó recursos económicos, como amigos que eran, para la política, eso es lo que hace que cuando gana Luis Abinader y el PRM, mas con la designación de su amigo Orlando en Medio Ambiente, se creara grandes expectativas.

Miguel Cruz era sumamente rico, pero con el problema del vicio del juego, la adición a las mujeres y luego el uso excesivo, supuestamente de drogas, fue poco a poco volviéndose un peligro para su amigo, a quien él esperaba que lo ayudara salir del lío, en el que el mismo se metió.

Miguel Cruz perdió grandes fortunas en el juego de azar y en el consumo de las drogas, que lo llevó a tener trastornos mentales. De rico a pobre, él no concebía esa vida para él.

Desde que Orlando Jorge Mera asumió el Ministerio de Medio Ambiente, Miguel Cruz siempre estuvo al lado de él, por eso es el fallo en la seguridad, era una persona que frecuentemente despachaba con el ministro desde el despacho del Ministerio, incluso, se auto nombró como asistente personal de Orlando y así lo veían, los empleados, los militares, sus amigos y hasta sus familiares.

Donde inician las diferencias

Como narré más arriba, Miguel Cruz había perdido una gran fortuna económica en los juegos, drogas y mujeres. Su única salvación era su amigo de infancia, Orlando Jorge Mera, pero tenía el problema, que las dos empresas de sus propiedades, no podían ofrecerle servicios al Ministerio de Medio Ambiente, era propietario de una Armería y un Constructora. Sabiendo esa situación, Miguel Cruz comenzó a tener contactos con personas que tenían problemas con el permiso de granceras.

Como Miguel Cruz tenía una confianza extrema con Orlando Jorge Mera, este convocaba reuniones con los dueños de granceras cerradas y con problemas con el Ministerio de Medio Ambiente para buscarle una salida. Orlando nunca dijo que sí, pero él, le decía a esa gente que eso era seguro, que buscaría el permiso del Ministro.

No fueron dos o tres personas que llevó Miguel Cruz a Orlando Jorge Mera, se habla más de 50 personas, que este, abusando de la confianza de su amigo, lo llevaba al Ministerio, hasta sin tener citas.

Pero su ambición no solo se limitó en llevarlo a una reunión con el Ministro, sino, que comenzó a tomar millones de pesos a esas personas con la promesa de que Orlando le firmaría esos permisos ambientales para que ellos pudieran continuar con sus labores y otros, abrir sus negocios.

Pasaron los días y Orlando nunca firmó esos permisos, en primer lugar, porque esos negocios no cumplían con lo establecido por la ley y porque, además, su aprobación sin peritaje de especialista, constituían una franca violación a la ley.

Con los pasos de los días, las personas que le habían dado dinero a Miguel Cruz, con la promesa de que este le conseguiría el permiso con Orlando, fueron presionándolo, o que le buscara el permiso o le devolviera el dinero, pero con sus vicios, este fue, poco a poco, gastando ese dinero.

Lo que desató el asesinato

Miguel Cruz, ante esta situación de presión, del vicio y sin dinero, comenzó a presionar a Orlando Jorge Mera, hasta el límite, de que personas allegadas al Ministro le aconsejaron que se alejara de Miguel Cruz, pero él nunca le hizo caso por su gran amistad de toda la vida que tenían.

Orlando, como era amigo de Miguel Cruz, le había confesado que él hablaría con el presidente Luis Abinader para que a partir de agosto designara otra persona en el Ministerio de Medio Ambiente, para él dedicarse a temas políticos partidario del PRM, anuncio que no le fue de agrado a Miguel Cruz, desatándose en él, una desesperación, porque, no había conseguido los permisos y tenía presión por el dinero que había recibido.

El día del asesinato

Llegó el lunes 6 del mes 6, un día soleado y caluroso se vivía en República Dominicana, como siempre, Orlando Jorge Mera llegó al Ministerio de Medio Ambiente bien temprano para cumplir con su agenda, sin saber, que ese sería su último día. Estaba alegre, porque el día anterior, había cumplido con la promesa del presidente Abinader con parceleros de Constanza.

En su agenda del día, Orlando no tenía en su agenda ver a Miguel Cruz, pero como este llegaba sin previo aviso y pasaba al despacho del Ministro sin ser revisado, ese lunes no fue la excepción.

Ya allí, Miguel Cruz le exigía a Orlando Jorge Mera otorgarles los permisos a esas personas que él había asumido un compromiso, confesándole que hasta dinero había recibido, lo que puso a Orlando un poco incómodo, pues no sabía nada de eso, lo que generó una fuerte discusión entre ambos y que su asistente detuvo por minutos, cuando decide entrar al despacho de Orlando y decirle que llamaría a la seguridad, a lo que Orlando se negó, creyendo que por su amistad de toda una vida con Miguel Cruz, esta persona jamás se atrevería asesinarlo.

Pues la discusión prosiguió y Orlando, entonces le confesó a Miguel Cruz, que no se iba a meter en líos por nadie y menos, que ya estaba recogiendo para entregar el cargo en agosto y dejaría la casa en orden.

Esas fueron de las últimas palabras de Orlando Jorge Mera a Miguel Cruz, quien, en ese instante perdió todas las posibilidades de conseguir los permisos y decidió segarle la vida su amigo y hermano…

Que el asesinato de Orlando Jorge Mera sirva de reflexión. Por honesto murió y por honesto siempre será recordado. Paz a su alma y consolación a su familia.

Facebook Comments Box
Compartir en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.