Compartir en tus redes

El entrenamiento fue parte de la Semana Nacional de la Movilidad Sostenible, con el fin de sensibilizar a los conductores y operadores del transporte sobre las condiciones de abordaje que deben tomarse en cuenta para los usuarios con movilidad reducida.

Con el propósito de sensibilizar a los conductores y operadores del transporte público de pasajeros sobre el abordaje y trato a usuarios con movilidad reducida, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, capacitó a más de 130 choferes a través de la Escuela Nacional de Educación Vial (ENEVIAL).

La jornada fue parte de las actividades de la Semana de la Movilidad Sostenible que se celebra en el país como parte del Apoyo a la Implementación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (AIPMUS), y contó con el apoyo del Ministerio de la Mujer, la la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) y la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (EDESUR), con enfoque sobre la movilidad inclusiva.

Dentro de los componentes de las charlas se abordaron los temas de cortesía, respeto y facilidades  de acceso al Sistema Integrado de Transporte(SITP),  para los usuarios con movilidad reducida; y se incluyeron dinámicas de simulación para facilitar la compresión y desarrollo de la empatía para con los ciudadanos.

En ese sentido, la coordinadora del Círculo de Mujeres con Discapacidad (Cimudis), Escarlyn Urbano de León, indicó que “estos entrenamientos dirigidos a choferes del transporte público urbano e interurbano son primordiales para que  prime de forma conciente la sensibilidad  en las calles, al momento de que un pasajero con condiciones limitadas aborde un medio de transporte”.

Mientras que, Adis Ozuna, directora de Dominican Acces, agregó que “se hace necesario trabajar en los prejuicios y estigmas que se tiene sobre las personas con discapacidad, puesto que cuando sus necesidades son tomadas en cuenta, se crean políticas inclusivas y se eliminan las barreras”.

Asimismo, Ozuna también explicó que estas iniciativas promueven la necesidad de que se establezcan las condiciones y se creen las estructuras de accesibilidad necesarias para garantizar el respeto a los derechos de usuarios con diversas limitaciones físicas, personas con edad avanzada entre otros factores, de manera que puedan recibir un servicio de igualdad y  sin discriminación.

Dentro de los usuarios que requieren especial atención Ozuna citó a los adultos mayores, las embarazadas, las madres con bebés, los usuarios con muletas.

Dentro de las federaciones, asociaciones y empresas relacionadas al transporte público de pasajeros que participaron del entrenamiento estuvo el Sindicato de Choferes de Minubuses de Monte Plata (Sichomimopla), Asociación de Choferes de Villa Mella (Asochovim), Sindicato de Volteos de la Provincia La Altagracia (Sichovuota),  entre empresas afines.

Sobre la Movililidad Reducida
Cabe precisar que una persona con movilidad reducida es aquella cuya movilidad esté limitada a efectos de la utilización de un medio de transporte debido a cualquier discapacidad física (sensorial o de locomoción, permanente o temporal) o mental, a su edad o a cualquier otra causa que necesite una atención especial y la adaptación a sus necesidades de los servicios que se ponen a disposición de todos los pasajeros.

Facebook Comments Box

Compartir en tus redes