El fenómeno Aquino que azota en las Mayores

Compartir en tus redes

El nombre del jardinero es de los más sonoros en la actualidad gracias a las hazañas que ha logrado con Cincinnati

Esta temporada ha tenido varios fenómenos dominicanos en las Grandes Ligas. Primero fue el debut de Fernando Tatis III con los Padres de San Diego. Después se sumó la anhelada llegada a la Gran Carpa del antesalista Vladimir Guerrero Jr. con los Azulejos de Toronto.

En la actualidad, hay uno que ha sorprendido a muchos. Se trata de Arístides Aquino con los Rojos de Cincinnati, cuyo nombre es de los más sonoros en las Grandes Ligas al unirse al de otros que brillaron en el mejor béisbol del mundo.

Sin el encuentro de ayer, Aquino contabiliza 11 jonrones en 16 partidos en esta temporada, solo por detrás de Alex Rodríguez (2007 con los Yanquis de Nueva York) y Mike Schmidt (1976 con los Filis de Filadelfia), quienes han bateado más vuelacercas en los primeros 16 encuentros desde 1900 (12 en total), según el portal de estadísticas Elías Sports Bureau. Se unió a Albert Pujols, quien también logró esa marca en 2006 con los Cardenales de San Luis.

Su nombre tomó fuerza cuando pegó tres jonrones en el partido en que su equipo se impuso 10-1 a los Cachorros de Chicago el pasado 11 de este mes. En ese encuentro, el nativo de Santo Domingo remolcó tres carreras y anotó igual cantidad, convirtiéndose, en ese entonces, en el primer novato de las Grandes Ligas y primer jugador de Cincinnati en jonronear en tres entradas consecutivas.

En la actualidad, el jardinero, que en la pelota otoño-invernal pertenece a los Tigres del Licey, registra un promedio de bateo de .333 gracias a sus 19 imparables, con 22 carreras remolcadas, 15 anotadas y un slugging de .930.

En la campaña de 2018, Arístides se convirtió en el dominicano número 752 en llegar a las Grandes Ligas el 19 de agosto de ese año. Solo vio acción en un partido. En su único turno se ponchó. En ese encuentro, en el que Cincinnati se impuso 11-4 a los Gigantes de San Francisco, el jugador de 25 años (19 de agosto de 1994) entró en la parte baja de la sexta entrada en sustitución del intermedista Scooter Gennett, tercero la bate en la alineación en ese entonces.

En su cuenta de Twitter (@Aristide_Aquino), el patrullero escribió que tanto él como el equipo mantienen la esperanza de acudir a los Playoffs. Sin la jornada de ayer, los Rojos se ubicaban a siete juegos y medio por debajo de la cima de la División Central de la Liga Nacional, que es batallada entre los Cardenales de San Luis y los Cachorros de Chicago, y seguida de cerca de los Cerveceros de Milwaukee.

“Estamos trabajando para llegar a los playoffs. Tenemos la oportunidad. Tenemos un buen equipo y todos van a trabajar para lograr nuestro objetivo. Gracias por el apoyo”, expresó Aquino.

Facebook Comments
Compartir en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.