Consejos para protegerse del sol en Semana Santa

Compartir en tus redes

Si vas a la playa o la montaña durante estos días de vacaciones debes recordar cuidar tu piel de los rayos solares, ya que estos inciden directamente en ella y pueden generar daños permanentes.

El sol es esencial para los seres humanos porque ayuda a fortalecer los huesos y contribuye con la absorción de vitamina D. A pesar de todo, si las personas no se exponen a él tomando las medidad necesarias puede afectar su salud. El principal riesgo es sufrir cáncer de piel. Según la Organización Mundial de la Salud, cada año se reportan en todo el mundo entre dos y tres millones de nuevos casos de esta enfermedad, de los cuales 132, 000 corresponden a melanomas (el tipo más agresivo). Además, unas 66, 000 personas fallecen por esta enfermedad anualmente.

Los fanáticos de la exposición al sol también pueden ser víctimas de otros problemas, entre los cuales se cuentan: quemaduras de primero, segundo y tercer grado, reducción de la elasticidad de la piel, aparición prematura de líneas de expresión y envejecimiento celular.

En ese sentido, la cirujana dermatóloga Lidia González Socías explica que en este asueto son muchas las personas que van a disfrutar de la playa y del sol, y que pese a todas las campañas de prevención sobre los peligros de la exposición al sol sin protección, la mayoría de la población sigue sin prestarle atención a protegerse del sol.

Lidia González Socías, cirujana dermatóloga.

González Socías recomienda que al momento de tomar el sol es necesario hacerlo con responsabilidad y sin abusar. Dice que una de las principales medidas es aplicarse un protector solar 15 o 30 minutos antes de la exposición para que pueda ejercer su función correctamente; y replicarlo cada media hora luego de haber entrado en contacto con el agua.

“El protector solar ayudará a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel. Además nos ayudará a conseguir un bronceado progresivo y a evitar las complicaciones a corto plazo, como las quemaduras, y también consecuencias a largo plazo, como puede ser el fotoenvejecimiento o incluso el cáncer de piel”, dijo la especialista. Así, para complementar la protección al sol la experta recomienda usar sombreros de alas anchas, gafas y pareos.

Es importante tomar el sol en horarios adecuados. Lidia González Socías aconseja exponerse al sol antes de las 10: 00 am y despues de las 4:00 pm, y, por supuesto, hacerlo de forma gradual. Las horas en las que el sol es más peligroso son las 12:00 del mediodía y las 3:00 de la tarde.

De igual forma, es recomendable incrementar el consumo de aquellas frutas y verduras con una mayor concentración de vitaminas, ya que estas son fundamentales para garantizar la capacidad de regeneración celular de la piel, favoreciendo la producción de colágeno y el desarrollo de su protección natural frente a la acción de radicales libres.

Los dermatólogos recomiendan usar un bloqueador solar con etiqueta SPF30 como mínimo. Hay otros niveles de protección como SPF40, SPF50 y SPF60. También es importante asegurarse que sean resistentes al agua y al sudor, lo que significa que el bloqueador permanecerá en la piel por más tiempo.

Facebook Comments Box
Compartir en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.