Compartir en tus redes

En la República Dominicana, los ritmos de moda como el dembow y el reggaetón se han fortalecido a través de los años, convirtiéndose en fenómenos que han diversificado a la industria local.

Esto también trajo consigo un auge significativo en las denominadas “Asociaciones de Dj’s” que hoy en día ascienden a unos 30 grupos, aseguraron a elCaribe diferentes fuentes ligadas a este mercado musical.

Estas asociaciones la integran diferentes Dj’s y colocadores de música que se mueven entre las discotecas, principalmente, aunque se ha convertido en un concepto generalizado. “Se confunde el término; eso viene de la palabra Disc-Jockey. Un Dj es el que mezcla y combina canciones, pero ya a cualquiera que pone música se le llama así. En este país, se engloba a todo el que está en la cabina”, manifestó el locutor Brea Frank.

Explicó que éstas comenzaron a tener mayor fortaleza a partir del año 2000 cuando la música urbana empezó a expandirse, por ser movida y atraer muchos exponentes, por lo que se hacía necesario tener apoyo de las discotecas, que es donde tocan los artistas urbanos, además de que han recibido un empuje de las redes sociales, alcanzando mayor notoriedad. Aunque las asociaciones engloban todos los géneros, los merengueros y bachateros, por ejemplo, no buscan tan a menudo sus servicios como lo hacen los urbanos. “Hay algunas que son más fuertes en un género que en otro, y en ese sentido es el urbano el que predomina. La mayoría de las generaciones de Djs nuevas se manejan a través de los barrios y ellos no están en merengue, por ejemplo”, manifestó Dj Danny, de la Asociación de Dj’s Dream Team.

Tanto este profesional como Brea Frank coincidieron en que el crecimiento de las asociaciones se ha convertido en un negocio que, en ocasiones, daña la industria musical, porque “hay más que niños felices”, expresó Brea. Mientras que Danny consideró que “no tiene sentido que para sonar el merengue, haya que hacer un negocio”.

Destacaron que más que una causa por la música, se ha convertido en un asunto lucrativo en el que hasta se llega a chantajear a los artistas que no “aportan” monetariamente, bloqueando su música en las rotaciones musicales en donde dichas asociaciones tienen presencia.

“Eso viola los derechos a las libertades, es cohibir por intereses. Mucha gente que no tiene la capacidad de ver eso como una herramienta para fortalecer la industria lo usa para hacer daño”, explicó Brea. “También hay quienes sí ponen su granito de arena y fortalecen y crean carreras a través de estas asociaciones”, agregó.

Negocios informales

Dj Danny recordó que en una época existió una asociación llamada Nueva Generación, la cual reunió a 72 Dj’s dominicanos, pero que desapareció, y a partir de ella nacieron otras de las vigentes actualmente.

Calculó que en la República Dominicana no hay tantos Djs como para que existan alrededor de 30 asociaciones, resaltando que en la actualidad algunas se ubican en los barrios y zonas determinadas, mientras que otras abarcan todo el territorio de la ciudad capital, algunas todo el país y otras, incluso, tienen representantes en Estados Unidos.

Entre las asociaciones existentes, entre las más importantes y reconocidas en el país están El Combo de los 15, con 13 Djs en su portafolio; Dream Team, con 25; Los 12 discípulos, estos son 15, y El otro bando con 19 o 20.

Las asociaciones representan entidades totalmente informales debido a que no existe ningún tipo de reglamento que determine las pautas a seguir para su conformación, ni que establezca parámetros acerca de su funcionamiento, el mínimo de Djs activos para su constitución, costos y penalizaciones en caso de incumplimiento. “Es un negocio arriesgado, en realidad. Cuando reproducen lo que se pautó, envían un video como prueba a un grupo que se crea en WhatsAppp, pero siempre se corre el riesgo sobre si lo pondrán (el tema) o no. Cuando no lo ponen, e incumplen, no hay nada que se pueda hacer”, dijo una fuente a este medio.

Desde gratis hasta US$ 1,200

Diversas fuentes consultadas por elCaribe revelaron que los costos para pautar con las asociaciones de Dj’s van desde lo gratuito, hasta acuerdos para conciertos o pagos en dólares.

En cuanto a las tarifas, se cobran dependiendo del artista y tomando en consideración la relación del cantante con la asociación o la trayectoria, algunos se benefician del apoyo de los Djs sin compromiso de dinero ni el temor ante posible incumplimiento; mientras que otros pautan fechas para fiestas en discotecas, aniversarios, etc.

Sin embargo, cuando el acuerdo es monetario, los precios se elevan hasta los 1,200 dólares (57,276 pesos dominicanos a la tasa del día de hoy).

“Payola” en emisoras es un gasto aparte

De acuerdo con datos ofrecidos por diversas fuentes a este medio, los costos en los que se incurre para pautar con las asociaciones de Dj’s son independientes a los de las emisoras musicales. Sin embargo, algunos aseguraron que la “payola” ha “perdido un poco de fuerza” y que los nuevos exponentes, en su mayoría, son los que recurren a este método. Otros garantizaron que persiste y hay muchas emisoras en las que reciben dinero para poner los temas en la rotación, desde los directores hasta los Djs y colocadores. También están las frecuencias en las que solo los Djs y colocadores realizan el negocio “discretamente”, y otras que “no realizan, y castigan, estas prácticas”. En las emisoras, dependiendo de qué tan nuevo o conocido sea el artista, los pagos van desde los tres mil pesos hasta los RD$ 25,000; mientras que cuando incluye al director, alcanza hasta los 600 dólares (28, 638 pesos oro).

Brea Frank.
Fuente: El Caribe.
Facebook Comments Box

Compartir en tus redes