Protestas violentas crecen en todo EEUU

Compartir en tus redes

Washington, DC. Licorerías, sucursales bancarias, cafeterías, la sede del mayor sindicato de EE.UU., casi todos los establecimientos cercanos a la Casa Blanca mostraban eayer lunes las cicatrices de otra noche de violentas protestas ante el inquietante silencio del presidente Donald Trump.

 

El centro de la capital estadounidenses amaneció con el resultado de la batalla campal de anoche: Vidrios rotos, puertas destrozadas, pintadas contra Trump y a favor del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) mientras en Lafayette Square (la plaza situada frente a la casa presidencial) los operarios y agentes de seguridad trataban de limpiar los desperfectos.

 

La ola nacional de disturbios, y que en muchos casos degeneró en saqueos, ha dejado sin palabras por el momento al presidente Trump, lo que añade inquietud ante la evolución en los próximos días.

 

Tres muertos

 

Al menos dos personas murieron en Iowa y una más en Kentucky durante la sexta noche de disturbios raciales en Estados Unidos, en la que más de 40 ciudades del país estuvieron bajo toque de queda ante las protestas por la muerte de un hombre negro a manos de la Policía hace una semana en Minesota.

 

Toque de queda en NY

 

Ayer, la ciudad de Nueva York decretó un toque de queda a partir de las 11 de la noche y doblará la presencia policial en respuesta a los episodios violentos vividos en las protestas.

 

Es la primera vez en la historia reciente que la Gran Manzana imponga un toque de queda a sus ciudadanos, una medida que en los últimos días ya han tomado decenas de ciudades en Estados Unidos.

 

En un comunicado, el alcalde,Bill de Blasio, y el gobernador Andrew Cuomo informaron que las restricciones se aplicarían entre las 11 de la noche de ayer lunes y las 5 de la mañana del martes.

 

Trump lanza miles de soldados a las calles

 

Donald Trump anunció el despliegue de “miles y miles de soldados fuertemente armados” para detener los disturbios en Washington DC. Al tiempo de que Trump iniciara su alocución los militares lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes en las inmediaciones de la mansión, tras lo cual Trump salió y se dirigió a pie a la Iglesia Episcopal St. John’s.

Facebook Comments
Compartir en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.